Historia de la prensa en México

La historia de la prensa en México tiene como objetivos recuperar, reconstruir e interpretar la forma en que se ejercía el periodismo en determinada época. Pero esa historia solamente recuperaba la presencia masculina. Los estudios de género han permitido hacer visibles a las mujeres periodistas en diversos periodos históricos, los géneros periodísticos que practicaban y las temáticas que les preocupaban. Es así como puede afirmarse que su periodismo se caracterizó primero por relatar experiencias desde la intimidad e interpretar su propia condición femenina. Después por informar sobre diversos sucesos considerados noticias, así como también ejercer un periodismo feminista marginal pero efectivo desde finales del siglo XIX hasta la fecha. Es así como en este artículo se destaca la importancia de aplicar la categoría género a la historia de la prensa y se presenta un contexto sobre la participación femenina en el periodismo nacional.

Si hablamos del periodismo en México, podríamos empezar, mencionando que la primera imprenta en Iberoamérica se dio en México en 1536, cuando a instancias del arzobispo Fray Juan de Zumárraga llega a radicar en la capital de la Nueva España. México es también el precursor de las gacetas que manifestaron el quehacer periodístico y tuvieron una periodicidad hasta que en 1722 surge la Gaceta de México y Noticias de Nueva España.

El periodismo inicio en sí, con la prensa de combate, divulgadora de ideas políticas, en la época de la revolución de independencia. Miguel Hidalgo y Costilla. Iniciador del movimiento de la independencia, fue también el fundador del primer periódico insurgente; “El Despertador Americano”, el cual apareció el 20 de diciembre de 1910 en la ciudad de Guadalajara bajo la dirección del Dr. Francisco Severo Maldonado. Este periódico estaba dirigido a la sociedad y los invitaba a participar en el movimiento dando a conocer sus motivos. Pero tiempo después, el gobierno virreinal lo canceló, contra ataco con la dictadura de severas penas para quienes editaran o leyeran los libelos de la independencia. Sin embargo, tras separarse México de España surgieron nuevos periódicos, una copiosa folletería y diversas formas de periodismo populachero.

Inicialmente la prensa gozo de ilimitada libertad. Ya con la Constitución de 1824, se instauró el régimen de libertad de prensa y gracias a ello se amplió el marco jurídico para el desarrollo de la actividad periodística en todo el país. Durante el periodo presidencial de Benito Juárez (1858-1872) mejoraron bastante las condiciones de libertad de expresión ya especificadas en la constitución política.

A Porfirio Díaz se atribuye el apoyo para la apertura de “El Imparcial” que fue entonces el periódico más moderno de México. El taller del imparcial contó con las primeras rotativas del país, así como los primeros linotipos, excelente infraestructura que le sirvió para publicar las revistas “El Mundo” y “El mundo Ilustrado”, en donde incluía fotografías. Es el punto de partida al periodismo moderno y empresarial de México, por ser el primero que incorporó en su estructura una planta de reporteros y equipo de producción, además el trabajo eficiente de un departamento de publicidad.

Después del cierre de El Imparcial, el primero de octubre de 1916 el constitucionalista Félix F. Palavicini funda El Universal y el 18 de marzo de 1917 Rafael Alducín hace lo mismo con Excélsior, surgiendo así destacados periódicos capitalinos que aún subsisten en la actualidad. Del periodismo en México se pueden decir muchísimas cosas más, como el asunto con PIPSA, el fondo gubernamental para la elaboración de estos, el cómo cada vez se vuelven más amarillistas, de nota roja o simplemente sensacionalistas.

Podríamos también enlistar la cantidad de periódicos en el país, mencionar como México según la Asociación Iberoamericana de periodistas, UNESCO, reporteros sin fronteras, etc., México es el lugar más peligroso en el mundo para ejercer el oficio periodístico (superando a países como Iraq e Irán que están en guerra). Sin embargo creo que ya cubrí lo básico, si bien no mencione a los pregoneros (las personas que iban gritando las noticias en espacios grandes como plazas o parque), sí creo haber manejado varios punto clave y ciertamente yo aprendí algo nuevo hoy.